...o 300 y picos

sábado, 14 de diciembre de 2013

UNA PÁGINA DE LAS MEMORIAS DE MANUEL CALDAS - Escrita (en Mal Español) por Él Mismo


  
   Tal como escribí en mi libro “Foster y Val: Los Trabajos y los Días del Creador de ‘Prince Valiant’”, descubrí “Príncipe Valiente” poco después de cumplir mis 11 años, en septiembre de 1970, cuando coleccionaba el suplemento dominical del periódico “O Primeiro de Janeiro” por las páginas de Walt Disney y mi padre comentó: “pues los dibujos del Príncipe Valiente sí que están bien.”
   Fue fulminante. Hasta entonces yo siempre había mirado las páginas de aquel cómic con total indiferencia, como algo que jamás llegaba al fin, pero las palabras de mi padre hicieron con que me detuviese a observarlas y comprendiese la magnificencia de los dibujos. Y me puse de pronto a recortar de los suplementos que guardaba todas las páginas del “Príncipe Valiente”.
   Se trataba de páginas de 1967 y 1968 (las cosas llegaban a Portugal con bastante retraso), y por aquí ven ustedes que en sus últimos tiempos el trabajo de Hal Foster era aun suficientemente grande como para seducir fatalmente a un chico de solo 11 años. ¿Se imaginan cómo sería grande el impacto en mi mente si hubiese descubierto “Príncipe Valiente” a través de su mejor período?
   Bueno, el impacto sería mucho más grande, pero la pasión generada no podría ser superior, pues en los años siguientes la cosa más importante de mi vida pasó a ser juntar TODAS  las páginas de la serie, tarea difícil porque eran tiempos de alguna pobreza aquellos y porque en Portugal nunca se habían publicado todas, y las que se publicaron no estaban todas en “O Primeiro de Janeiro”. Fue una obsesión que me movió durante doce años, algo con que soñé literalmente noche y día, hasta diciembre de 1982, cuando terminé la demanda de mi Grial, con páginas en portugués, en francés y español.
   En el lento descubrimiento de todas las páginas de “Príncipe Valiente” hubo momentos muy, muy especiales, que están vivamente marcados en mi mente, de los cuales recuerdo perfectamente la emoción sentida entonces.
   Son cinco los más importantes: el día en que aparecieron a la venta y los compré tres álbumes con el comienzo de la serie, el día en que un señor coleccionista me regaló un montón de páginas publicadas en “O Primeiro de Janeiro” antes de mi descubierta (recuerdo perfectamente haber pensado cuando me las entregó: ¿será esto realidad o un sueño del cual en breve acordaré?), el inesperado momento en que encontré en un mercado de cosas de segunda mano las primeras 300 páginas publicadas en aquel periódico, la ocasión en que por fin encontré la publicación que incluía las últimas páginas de la serie que aun no poseía y la tarde en que recibí de Estados Unidos los 2 volúmenes de Manuscript Press con los dos primeros años de “Príncipe Valiente” en color. Este episodio está, afortunadamente, registrado fotográficamente, pues en aquel día, 24 de octubre de 1985, un amigo pasó por casa de mis padres (yo era aun soltero) y cómo traía con el su máquina sacó la foto que pueden ver arriba. (Estos dos volúmenes de medio metro de altura más parecían dos fascículos gigantescos, pues no tenían tapa dura y su tapa blanda era tan blanda como el mismo papel de las páginas, ¿pero cómo podía yo anhelar por tapas duras si con blandas ya me habían costado más dinero de lo que una persona normal aceptaría pagar por un libro? Vean: cada uno de ellos me costó 17 500 escudos y en esa época, 1985, yo trabajaba de operario en un fábrica de cuerdas con un sueldo mensual de 20 000 escudos. Solo el más grande admirador de “Príncipe Valiente” estaría dispuesto a trabajar casi un mes entero para comprar un libro.)
   Por medio de los episodios de felicidad quedaron muchos de doloridas frustraciones: expediciones que se revelaban vanas a altillos que podrían guardar alguna vieja revista con algunas paginitas inéditas; encuentros difíciles con chicos de los cuales alguien me había contado que poseían viejos tebeos con “Príncipe Valiente” pero que acababan por verificar que sus madres ya los habían echado fuera; sueños nocturnos en que encontraba y después guardaba por debajo de mi almohada un conjunto de páginas que al acordar nunca estaban ahí… ¡Cuantas frustraciones!
   Pero la más grande de todas ocurrió aun en el comienzo de mis búsqueda, a comienzos de 1973, cuando me llegó la noticia de que en el país vecino, España, se estaba publicando la serie entera en fascículos. ¡La serie ENTERA! Mi padre me prometió que si yo en mis estudios sacaba buenas notas trataría de conseguirla, pero mi intelecto no fue capaz de tal proeza y nunca tuve acceso a tal edición que de una vez por todas realizaría mi sueño. Ahora, gracias a Internet, todo es fácil, pero bastantes años se pasaron hasta que yo siquiera conociese por primera vez uno de los fascículos de Buru Lan.
   La edición no era barata, pero también no era muy cara, pues tenía la ventaja de ser en fascículos, y nadie era obligado a comprar las tapas duras para encuadernar. O sea: uno podía tener realmente lo que más le interesaba (las páginas del “Príncipe Valiente”) sin gastos extras. Y no es que a mí no me gustasen las tapas duras. De hecho, en los años 80, yo mismo hice capas duras y encuaderné en 3 tomos los primeros 12 números de Ediciones B. O. Aquí tienen una foto del tercero.


   De este modo, con mis limitaciones económicas – las de un simple operario de fábrica – podía también poseer mi lujosa edición de “Príncipe Valiente” en tapa dura y personalizada, y sin gastar más dinero de lo necesario.
   Pero el lujo de las tapas no llegaba mucho a su contenido, pues ustedes saben cómo eran todas las ediciones de “Príncipe Valiente” por aquel entonces: un pequeño número de páginas con buena reproducción de los originales de Foster, una gran cantidad de páginas horriblemente reproducidas y otra gran cantidad mediocremente reproducida. Entonces, cuando mi búsqueda de TODAS las páginas de “Príncipe Valiente” se completó (lo que ocurrió con la edición de B. O.) y, gracias a mi trabajo en la fábrica,  con algún dinero en el bolsillo, inicié una nueva búsqueda: la de la mejor reproducción de cada una de las páginas.
   ¡Decepción tras decepción! En una misma edición, fuese de que país fuese, siempre había partes muy, muy malas y las partes realmente buenas eran muy pocas.
   Por ejemplo: en 1986 compré un volumen de la edición austríaca de Verlag Pollischansky, integrado en una colección con el titulo de Comic Gallery, que se anunciaba como excelente. Era el primer año de “Prince Valiant”, en blanco y negro, con lujosa tapa dura y todo eso. Creo que me costó unos 6 000 escudos, bastante dinero, pero el lujo era solo aparente, pues la calidad de reproducción de las páginas simplemente NO era de lujo. Todavía, decidí comprar dos volúmenes más de los doze (solo doze) que estaban publicados. Y, a pesar de su incierta calidad (siempre había alguna páginas muy buenas) los compraría todos si no fuesen tan caros. Entonces decidí escribir al Sr. Pollischansky preguntándole si no tenía una edición en tapa blanda, más económica. Su respuesta, como pueden ver aquí,
  

no satisfizo mi deseo: “no tenemos libros de la COMIC GALLERY en tapa blanda. Eso no está en nuestros planes, pues queremos publicar Prince Valiant con la máxima calidad – y nos dicen muchos fans de todo el mundo que somos la única editorial capaz de conseguir eso con nuestras ediciones.”
   Y fue así que no pude comprar todos los volúmenes de la edición de Pollischansky.
   Y fue también por eso, y después también por la de Splitter, que empecé a crear aversión al concepto de la edición de lujo, pues las de “Príncipe Valiente” siempre era mejores por fuera que por dentro (hasta las había numeradas, tontería de las tonterías). Y pensé que si un día tuviese la posibilidad absolutamente hipotética de hacer mi edición la haría lo más lujosa por dentro (que es el tratamiento mínimo que puede darse al trabajo del autor) y lo más económica por fuera. Sería una edición para el admirador del trabajo de Foster pero, con su calidad intrínseca y su precio justo, ambicionando también conquistar otra gente.
   ¡Y se dio el caso de que pude hacerla!
   ¿Hay gente que no la compra porque no tiene tapa dura? Puede que sí, pero estoy absolutamente cierto de que son más las personas que la compran porque es más barata con tapa blanda. Esta es mi creencia, y si no puedo comprobarla  científicamente también nadie me puede comprobar el contrario.
   Además, solo puede darme pena el admirador de Foster que reconozca mi edición, por la calidad de reproducción de las páginas de “Príncipe Valiente”, como la mejor de siempre pero que decide no comprarla no porque le falte dinero pero porque la tapa no es dura.
   Yo seré siempre el chico que buscará ante todo realizar con simplicidad y verdad sus sueños más profundos sin caer en el engodo de las atractivas superficialidades que al final nunca hacen mejor la vida, y hasta pueden complicarla. 

36 comentarios:

  1. Toda una epopeya, sí señor, que muestra la importancia del contenido por encima del continente...

    ResponderEliminar
  2. Cada uno personalmente, tiene su propio vía crucis en cuanto a las ediciones de Valiente que consiguió en su momento. Mi primera edición de Val fue la de Buru-lan. Me costó sudor conseguirla con la mesada semanal que recibía y, compré las tapas, pero solo encuaderné la mitad o menos. No podía costearme encuadernar Val. Además también compraba El Hombre Enmascarado, Tex y Zagor de la editorial vasca.
    Por eso comprendo lo que cuenta Manuel Caldas. Años más tarde compré la edición de Ediciones B, edición de lujo, en oho tomos, en una feria de libros. Y resulto ser " con toda su tapa dura de lujo" una decepción.
    No sé si esta nueva edición a color de Diego Córdoba saldrá en tapa dura o blanda, pero confío en que, sí salga adelante.

    ResponderEliminar
  3. Don Manuel, tiene vd. mucha razón; pero creo que en algo se equivoca. Si el interior está rozando la perfección, ¿que preferiría vd. tapa dura o blanda?, yo, sin duda, dura. La tapa blanda (repito, en el supuesto en que el interior ya esté rozando la perfección) es un handicap, pues es un problema la conservación y disfrute de páginas tan grandes. Una cosa no quita la otra. Digo yo...

    Por otro lado, viva Val y viva el Sr. Caldas¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Me parece que la respuesta de Manuel está bien clara en su texto, Juan.

    ResponderEliminar
  5. Maravillosa primera página. Esperamos ansiosos las siguientes.

    ResponderEliminar
  6. Magnífico e interesante articulo, y estoy totalmente de acuerdo con Don Manuel, lo importante es el interior.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Somos afortunados por poder beneficiarnos del amor que sin duda profesa al Príncipe Valiente, Sr. Caldas. Me alegra conocer el camino que ha llevado hasta esta edición de las aventuras de Val.

    ResponderEliminar
  8. Pues olé, olé y olé.

    Gracias al amor y trabajo de Manuel podemos disfrutar de uno de los mejores cómics jamás creados, con una edición HONESTA, y, efectivamente, de precio asequible.

    Si no fuera por los rollos esos de las editoriales, y los cómics pudieran estar en las librerías, estoy seguro de que serían de los fijos en la sección de cómics.

    Pero por desgracia...

    Muy bonito el artículo, escrito con pasión de un apasionado. Y comparto al cien por cien la sensatez de la opinión de Manuel de cómo debería de ser una edición ejemplar.

    Salud.

    Raúl.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Manuel,por hacer llegar hasta nosotros esta edicion tan impecable que estas editando. Nunca te lo podremos agradecer bastantante todos los admiradores de Principe Valiente. Saludos, Roberto.

    ResponderEliminar
  10. Veo con agrado y sorpresa, de la lectura del artículo y de los comentarios, que la lectura de PV es un placer para muchos y que nos ha picado el gusanillo desde hace muchos años. Yo fui de los afortunados a los que les fue posible conseguir la edición de Buru Lan gracias a mi padre que semana a semana (creo recodar) llegaba a casa con el fascículo correspondiente; aun recuerdo las peleas de mis hermanos y yo para ser los primeros en leer los fascículos y de las aventuras que plasmábamos entre nosotros emulando a nuestros personajes favoritos. También fuimos de los afortunados que tuvieron los 8 tomos encuadernados en rojo de Buru Lan. Aun tengo aquellos volúmenes (salvo los dos primeros que tuve la mala idea de dejar a terceros).
    Nos sabíamos de memoria todas y cada una de las aventuras de Val ya que releímos una u otra vez los mismos.
    Me encanta saber que no fui el único con esta pasión y que, incluso, algunos la superaban con creces.
    Gracias mil a Manuel por perseverar y conseguir la edición tan magnífica que está publicando. Solo unos pocos sabemos lo que le ha costado.
    En cuanto a la edición en tapa dura o blanda, es, a mi entender, irrelevante. Ya se sabe que no hay que juzgar un libro por su portada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En crisei blogalia han cerrado los comentarios sobre la edición gigante a color de PV. Ahora hay que dejar que sea el editor quien tome la decisión de cómo editarla: tapa blanda, dura, fascículos o láminas sueltas. De todas formas estoy convencido que si se decide por la tapa blanda, todos, o casi todos, compraremos. Y lo más importante es que el tramado, NO SE LO MODIFIQUE NINGÚN IMPRESOR. Mi voto sería que donde mismo se imprimen los tomos de la edición de byn de Manuel Caldas también se imprimieran los de color.
      Termino con una noticia de cómics: Ya se puede pedir "Alley Oop Complete Sundays vol. 01, 1934 - 1936 de Dark Horse en un formato parecido al de esta nueva edición a color de Prince Valiant.

      Eliminar
  11. A mi entender, Calidad a precio accesible es lo mejor que hay. El trabajo de Manuel es admirable y trasciende los mares! Ojala que tengamos esta excelente obra por muchos años más. Lo que me gustaria, es si se puede adjuntar por ejemplo, los mapas o diseños especiales. Recuerdo mapas de Val yendo a pelear con Atila que había uno que tenia los principales sitios o el del barco del rey del Mar.
    Saludos, tomas

    ResponderEliminar
  12. Anónimo, los mapas no los dibujó Foster y el barco de Angor Wrack aparece en blanco y negro en el volumen 3 y en color en "El Rescate Emocional de un Clasico". Y los otros dibujos originalmente realizados por Foster para los libritos de Hastings House TODOS aparecen en los volúmenes de Caldas.

    ResponderEliminar
  13. En fin. Yo prefiero la tapa dura y más en tan gran obra. Soy de la misma opinión que Juan Andrés Pedrero.
    Y el primer volumen de PV en inglés que hizo D. Manuel Caldas era en tapa dura. No pude hacerme con un ejemplar en su momento y bien que lo lamento.

    ResponderEliminar
  14. A mí me sabe mal estar en desacuerdo porque parece que es que tienes en algo en contra del señor Caldas, y nada más lejos de la realidad. Toda mi admiración y agradecimiento a este gran hombre, que está haciendo un trabajo impagable. Pero me remito a la imágen, a la foto de esta entrada. Una edición en tapa blanda de estas dimensiones solo puede leerse tal y como lo hace en la foto, en una mesa. A mí no me gusta leer así, que quieren que les diga...La tapa dura, más que un lujo, me parece una necesidad por cuestiones logísticas, de praxis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que tengas razón y sólo se puede leer en una mesa, pero no le veo a eso ningún problema. Es más, creo que la única forma de ver un tebeo de grandes dimensiones es precisamente en una mesa, en un atril o algo parecido, porque cargar con el es muy incómodo, dado el peso (especialmente si tiene tapa dura). Es cuestión de gustos ..., pero sinceramente el asunto de las tapas me parece totalmente irrelevante. Si el Sr. Caldas sacase su edición en hojas sueltas a mi me importaría bien poco. Yo lo que quiero es disfrutar con los dibujos de Foster, nada más.

      Eliminar
    2. Bien, parece que empezamos a entendernos. Una edición de estas caracteristícas en tapa blanda solo puede leerse encima de una mesa o tumbado en la cama. Para algunos de vosotros eso no es un problema, y lo respeto, me parece bien. Respetad vosotros, por favor, que para algún tipo como yo eso sí sea un problema y además relevante, preferiria leerlo en un sillón, como toda mi vida he hecho. En este caso, diría que el continente no me deja disfrutar del contenido. No tengo ningún álbum de Kinder Kids (no sé ni lo que es) pero si tengo un álbum de Valiant de la edición de Caldas. Nada más pues, un saludo a todos.

      Eliminar
    3. Por supuesto me parece perfecto que algunos prefieran una edición con tapa dura. Faltaría más, cada uno tiene sus gustos.
      Lo único que no me gusta oir es palabras de menosprecio a las ediciones en tapa blanda o "chantajear" de algún modo al editor, diciendo que si no tiene tapa dura, pues no le interesa.
      El editor debe hacer una elección (él tendrá sus razones) y luego cada uno es libre de comprar o no.

      Eliminar
  15. Magníficas memorias. Gracias Manuel por hacernos partícipes de su pasión por PV y sobre todo por editar de forma tan increíble el trabajo de Foster, es un auténtico deleite y un privilegio para los españoles.
    Pena que algunos sigan erre que erre, no han entendido. Cojan el Kinder Kids de Manuel en sus manos y verán.

    ResponderEliminar
  16. Como se comenta arriba, en Crisei se ha cerrado los comentarios acerca de la edición en color de PV. Y por eso aprovecho este sitio para pedir unas disculpas, por ser yo uno de los responsables de ese cierre por unos improperios que cometí el sábado de madrugada. Se me calentó el cerebro y luego la lengua, algo que no debio de ocurrir.
    Y aunque mi conducta no tiene disculpa, ella fue motivada por el comentario de Enoc, nº 257:

    “… Que el interior roce la perfección y que el exterior sea una tapa blanda... ¿Qué queréis? Pues otra edición coja. La mejor, pero coja. Como la de Caldas, que es la mejor edición de PV que se puede comprar actualmente, es una edición coja. Le falta esa tapa dura que remate la jugada”

    El que dijeran que la edición del Sr. Caldas es coja me hizo saltar un chip de la cabeza y ya me dio el ataque. Porque me dolió muchísimo que se menospreciara de ese modo el trabajo del Sr. Caldas. Mi experiencia me dice que en este mundo es muy difícil encontrar buenos profesionales. Pero el Sr. CALDAS, con mayúsculas, es mucho más que un buen profesional; en su trabajo se nota una pasión, un perfeccionismo y un amor, que muy pocas personas son capaces. Y, además, en sus correos es una persona muy amable y atenta. Y por ello me dolió mucho que se menospreciara tan alegremente su trabajo: una edición coja … qué fácilmente se infravalora el trabajo de los demás.
    Me parece bien que RM borrase un par de comentarios míos, pero no me parece tan bien que este anterior comentario no haya sido retirado, ni otros comentarios insultantes que me regalaron:
    "No contestéis a payasos como Jesús. Normalmente son desechos y fracasados en la vida" Esto lo dijo Eduardo López, el cual fue el primero en dar su opinión diciendo que quería tapas duras (y papel poroso) en más de 37 comentarios que hizo. A eso le añadimos los "chantajistas" que dijeron que sólo comprarían la edición si la sacaban como ellos querían.
    Yo desde un principio dije que se le dejase al editor tomar sus decisiones, y que a mi me da igual lo de las condenadas tapas ...

    ResponderEliminar
  17. Y ya que has contribuido a que Rafa cierre los comentarios y te borre los tuyos, Jesús, te has dicho: "voy a ver si hago lo mismo por aquí". Pues muy bien, colega. Y ya que reproduces los comentarios de los demás ¿por qué no haces lo mismo con los tuyos? Yo leí toda la conversación y te pasaste siete pueblos y medio. Menos mal que Enoc en su cometario dice que la edición de Caldas es la mejor que se puede comprar actualmente si no no quiero ni imaginar lo que le hubieras dicho. Muy fanático te veo y eso no es bueno. Como dice otro comentario en Crisei: Los 300 de Caldas no somos una secta. Y yo añado: se puede criticar la edición de Caldas, faltaría más. Eso no es hacer de menos su trabajo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que me pasé unos cuantos pueblos y por eso he pedido aquí disculpas. Precisamente iba a pedir allí disculpas, pero no pude porque estaba cerrada la conversación. Y no, no soy muy fanático; simplemente tengo el problema (que debo corregir) de que me caliento mucho de repente. Luego se me pasa rápidamente y me arrepiento de lo que he dicho. Sé que debo morderme la lengua antes de escribir y hacerlo sólo después, cuando mi cerebro haya vuelto a una temperatura normal.
      Por otra parte también cabe decir que a veces las palabras mal sonantes no son las más hirientes, porque sigo pensando que los comentarios de Enoc acerca de la supuesta "cojera" de la edición de Caldas son muy poco acertadas, porque tienen un regusto de menosprecio del trabajo ajeno. Y el problema es que probablemente Enoc todavía no se haya dado cuenta de que sus palabras pueden herir a una persona que hace un trabajo perfecto.
      Los 300 no somos una secta, claro. Yo también formo parte de este grupo desde siempre.
      Saludos

      Eliminar
    2. Alguien que califica la edición de Caldas como la mejor que se puede comprar actualmente pero que sólo le pone la pega de que no tiene tapa dura no está menospreciando el trabajo de Manuel Caldas. Es su opinión, con la que por cierto coincido. Con tapa dura sería la releche. Como edición, como libro editado, como objeto. Soy fetichista de los libros.

      Y en cuanto a lo de los "chantajes" que mencionas. Yo no veo chantaje por ningún lado. Están en su perfecto derecho de decir que si no lleva tapa dura no lo comprarán. Como los que dicen que es muy caro y que a ese precio no les interesa. O que es muy grande o muy pequeño. ¿Chantajean también estos? Pues entonces cualquier comentario que no sea entusiasta y a favor de obra es un chantaje al editor según tu. Y eso no es así. Ni las críticas menosprecian necesariamente (y menos en este caso) la labor de nadie ni decir que si no es de tal o cual manera ya no interesa es un chantaje. Me resulta muy exagerado. Y no sigo más porque me estoy convirtiendo en abogado defensor.

      Un saludo.

      Eliminar
    3. Dice que es la mejor, pero que está COJA, y eso en mi humilde opinión no suena como una pequeña pega, sino como un defecto de cierta importancia. Y sí, suena a menosprecio, porque es como decir: "estás haciendo un buen trabajo, pero aunque te esfuerces no vas a conseguir una edición magistral". Y el trabajo de Caldas es absolutamente impresionante,mientras que unas tapas duras o blandas son un detalle insignificante (para mi, claro). Y probablemente, el sobrecoste que tendría una edición en tapa dura supondría un peligro real de que la edición se fuese al traste, porque ya ves que somos sólo unos 300.
      Si me meto en la piel del Sr. Caldas, estoy seguro que el calificativo de coja no le debió de agradar. El hombre se pasa horas y horas restaurando una página, con una recompensa económica no muy grande (es fácil echar cuentas) y se merece más respeto. Creo yo.
      En cuanto a los "chantajes", o mejor "presiones" (porque chantaje es quizás excesivo) creo que hubiese sido mejor que nadie hubiese dado su opinión, ni a favor de las tapas duras o blandas o si un número o dos por año, etc ... El editor sacó el tema para ver cuántas personas estarían dispuestas a seguir su edición. Y empezaron a llover comentarios dando opiniones y más opiniones. Ante la avalancha de opiniones él se sintió obligado a decir que seguiría las opiniones de la gente. Y ahí, creo que, con perdón, la cagó, porque ahora esto es una locura en la que nadie se pone de acuerdo. En este país no se ponen de acuerdo ni cuatro gatos ... Y ahora me temo que todo se puede ir a tomar viento ... con lo que al final pasaremos de tener una edición "coja" (para algunos) a una edición invisible (para todos).

      Eliminar
  18. Vamos a ver, nadie duda del trabajo de Caldas...pero, imaginar un ferrari, con motor ferrari, chasis ferrari, amortiguaciones ferrari, todo ferrari...pero le pones la chapa de un sinca 1000....pues eso. Correrá que te cagas, acelerará que te cagas, frenará de la leche, estabilidad en curva perfecta,...pero es un poco feucho... La mujer del Cesar no solo tiene que ser honrada, sino parecerlo...por decir algo. Además coño, que los que compramos estos libros queremos que nos duren años en perfectas condiciones, que sean cómodos...y por desgracia, para que eso pase, falta la tapa dura, lo mireis como lo mireis. Y si el continente os importa un carajo, pues que Caldas escanee su trabajo en HD y lo veis en la pantalla del ordenador...Ah, que eso ya no vale no?...pues entonces no creo que haya tanto que discutir.

    Sí, el trabajo de Caldas es maravilloso, nadie lo duda, pero cojones, ¿tan difícil es reconocer que lo redondearía una tapa dura?, que a lo mejor es imposible porque sale muy caro...vale, pero eso no desvirtúa el razonamiento. A mi me gustaría que el Ferrari tuviera una carroceria de Ferrari, y si me tengo que aguantar con la carrocería del Sinca 1000 pues me aguanto, pero las cosas como son...

    ResponderEliminar
  19. Coincido con el primer comentario. Lo importante es el contenido y no el continente. Ojalá se publique la edición tal y como se pensó. Pensad en los cuatro monos que comprábamos la maravillosa edición de "Lance" que estuvo a punto de no verse completada debido a la pésima acogida por parte de los lectores pese a la impresionante labor de reconstrucción del color. ¿De verdad no vamos a adquirir la que será, con toda seguridad, la mejor edición posible de nuestro cómic favorito?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Y desde luego sería muy triste pensar que la gente dejara de comprar la nueva edición al ser en tapa blanda. Yo no sé vosotros pero mi boca hace agua deseando tener ya el primer volumen en mis manos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Juan Andrés: Hombre, el paralelismo automovilístico que propones no está del todo mal, pero lo has llevado a un extremo demasiado exagerado, no? Más aproximado a la realidad sería el interior Ferrari y la chapa BMW, o al menos Volkswagen. Y por razones de comodidad puedo entender que la tapa dura pueda ser mejor para algunos (por su modo de leer), pero en cuanto a la durabilidad creo que la tapa blanda no es ningún problema (tengo comics del año catapún en tapa blanda en perfecto estado). Yo la durabilidad la relaciono básicamente con la calidad del papel.
    No es cierto que el continente me importa un carajo, algo me importa, pero en su punto justo (el mío, claro).
    Y no me gusta nada ver comics (ni libros) en la pantalla del ordenador; amo el papel.
    Y aunque resulte reiterativo: el trabajo de Caldas es totalmente REDONDO (según mi humilde opinión). No es cuestión de reconocer nada, es cuestión de opiniones.
    Si tuviese tapa dura la edición de Caldas, según mi opinión, la mejora sería insignificante (para mi un +5 % como mucho) y el aumento de precio sería enorme (entre un +30 y un +100 % estimo).
    Evidentemente, los que consideráis importante la tapa dura diríais que el aumento de calidad sería similar al aumento de precio.

    ResponderEliminar
  22. De nuevo coincido con Juan Andrés Pedrero.

    ¿Y, Jesús, cómo llegas a esa cifra, por otra parte tan imprecisa, de que la tapa dura supondría un incremento entre el 30 y el 100% del precio? Nosotros hablamos de tapa dura normal, nada de cuero de cabrito virgen ni refuerzos de metal, eh.

    La tapa dura no sólo es un elemento decorativo que facilita la lectura, también es un elemento de protección del mazo de hojas. Evita golpes, sobre todo en las esquinas, siempre tan expuestas, por ejemplo. El propio Caldas ya hizo una edición en tapa dura de PV, la edición en inglés que sólo tuvo un volumen y que se hizo después de la edición en español como nos ha aclarado Rafa Marín en "Desde el Nibelheim".

    Y yo personalmente no le haría ascos a una edición digital en HD a tamaño real de los originales que incluyera las páginas en blanco y negro y a color. Una cosa no quita la otra. Y además podría tener PV a su tamaño original que si no no veo la forma. Acercar y alejar la imagen. Es otra experiencia que no estaría mal. Y digo yo que no costaría mucho ni molestaría a nadie, ¿o sí?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del incremento de 30-100 % es evidentemente una estimación, sólo eso. Quizás lo del 100 % es exgerado, pero un incremento menor de un 30 % lo veo casi imposible.
      Sin rebuscar mucho, una de las colecciones que sigo, El Escorpion de Desberg/Marini:
      nº 1: 10 € tapa blanda, 14 € tapa dura. Aumento: 40 %.
      nº 2: 8 y 12 €. Aumento: 50 %
      nº 10: 10 y 13 €. Aumento: 30 %
      Resumen: entre un 30 y un 50 % más caro. El problema es que con formatos mayores la diferencia puede incrementarse, a lo que además hay que sumar el aumento de gastos de envío (cuestión de peso). Por ello un aumento del 100 % es difícil que se llegue a alcanzar, pero más de un 50-60 % casi seguro.
      A mi la edición digital HD no me molestaría, pero no sustituye de ningún modo la edición en papel.
      Y la tapa dura sí que protege, pero la mayor protección es el trato cuidadoso y no prestárselo a ningún amigo a no ser que éste tenga tanta veneración por los tebeos como tu mismo.

      Eliminar
  23. Buenas tardes.
    Y seguimos con la burra al trigo.
    La tapa blanda del Sr. Caldas en todas sus ediciones está bien. Os recuerdo ediciones y alguna me dejo:
    Príncipe Valiente, Lance, Los niños del..., Krazy Kat, Cisco Kid, El cuervo, Ferdinand, etc. etc.
    ¿Cuántas veces manejamos estos tomos al año, dos, tres, doscientas, trescientas, dos mil, tres mil?
    Seguro que para las veces que cojemos y leemos estos tomos, la tapa blanda es perfecta. Se cogen con cuidado de la estanteria, se manejan con ciudado , y se dejan con cuidado, ¿o es qué creemos que estas ediciones son comic-book, de usar y tirar?
    Fracamente, esto cansa, cansa, cansa....
    Hasta otro tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, el asunto ya es un poco cansino. A ver si hablamos de otras cosas.

      Eliminar
  24. ¿Por ejemplo, del volumen 9 de Príncipe Valiente?

    ResponderEliminar
  25. Que por cierto se le ha añadido el número IX en el lomo. Los anteriores no lo llevan.

    ResponderEliminar
  26. Pasaros por este blog: www.stripper'sguide.blogstop.com
    Pinchar en: 2 / 12 / 06 - 2 / 19 / 06 y os saldrá la página: Saturday, February 18, 2006.

    Allí nos dicen cómo confeccionar nosotros mismos unas guardas para guardar sundays de gran formato.

    ResponderEliminar
  27. Haciendo comentarios de arte, creé un titular para uno tratando de explicar con un slogan muy breve y contundente la obra realizada por algunos artistas de manera imprevista, ilógica y fuera de todo lo existente... la potencia de la CREATIVIDAD y el TRABAJO.

    COMO NO SABÍAN QUE ERA IMPOSIBLE, LO HICIERON.

    En el mundo de la edición también este slogan se te puede aplicar a ti, estimado y admirado CALDAS.

    Chip.

    ResponderEliminar